El Premio “Orwell” de la Paz

Después de Navidad, mi sobrino está partiendo a otra gira por Afganistán. El corazón de mi hermana y el mío están rotos. Hay muchas probabilidades de que esta vez regrese en una caja con una bandera encima.

Aunque en muchos aspectos, ya está muerto. Al igual que muchos soldados que han regresado de Medio Oriente, está obsesionado con su auto-destrucción. Mi hermana me ha contado que no puede enumerar las veces que ha tenido que quitarle armas de sus manos cuando amenazaba con suicidarse porque han sido muchísimas.

Cuando yo era niña, fui muy idealista. Quería cruzar el Canal de la Mancha a nado. Quería vivir una vida excepcional. Quería graduarme en la universidad y desempeñar un trabajo que mejorase la vida de los demás. Quería ser pacifista y ganar el premio Nobel de la Paz.

Por aquel entonces, yo no tenía ni idea del dinero sucio relacionado con los premios. Que provenían del dinero ganado en la fabricación de armamento o que una porción principal de la donación se invertía en mejoras para las guerras y/o en la opresión humana, como el capitalismo, que saquea el mundo para conseguir recursos naturales y mano de obra barata.

El idealismo de mi infancia sobre el premio Nobel de la Paz se desvaneció hace mucho tiempo. Me llevó un tiempo, pero aprendí que era otorgado por las elites a quién políticamente “abanderaba la cultura de la paz” y/o usaban al premiado como propaganda en beneficio de la elite. Me dio la impresión de que la mayoría de los que de verdad luchan por la paz nunca recibían ningún premio por su genuino trabajo y que en su lugar lo recibían muchos jefes de estado.

En el libro 1984 de George Orwell, “la guerra es la paz” y “la paz es la guerra”. El libro de Orwell narra un universo psicopático donde la realidad es lo opuesto a lo que realmente es. En Oceanía, el lugar donde la historia tiene lugar, las mentiras prevalecen y se convierten en la Verdad. Todo está construido sobre las mentiras del partido político de la élite gobernante.

Cuando vi que Obama había “ganado” el premio Nobel de la Paz, casi me caigo de la silla. Tan sólo lleva 9 meses de presidente y no ha hecho nada para detener ninguna de las guerras en las que participa Estados Unidos. Al contrario, ha intensificado la guerra en Afganistán y la ha extendido a Pakistán. Obama quiere enviar 40.000 soldados más a Afganistán. Lo último que escuché es que la guerra en Irak todavía continúa. Aún más, esta guerra contra el “terrorismo” opaca e imposible de ganar sigue adelante mientras que la definición de “terrorista” se expande para incluir en ella a aquellas personas que se oponen a la tiranía y a la guerra.

¿Qué pasa con la tortura? Obama no ha hecho nada para detenerla. El carrusel de la violencia y la mentira gira y gira.

Vista su ineptitud para conseguir la paz, Obama debería haber ganado el premio Nobel de Economía ya que cada vez hay más gente sin trabajo desde que obtuvo la presidencia. Así de grande es la hipocresía.

Entonces, ¿qué quiere decir todo esto? Un grupo de cinco elites eligieron a Obama para que venda mentiras y traición. Para que venda un mundo Orwelliano donde se programa a la gente para creer que un belicista, un falso mesías de la paz, es el ideal para traer la paz cuando la cruda realidad, es el que más alejado está de eso .

Y la nominación de Obama en el apestoso mundo del premio de la paz orwelliano está en buena compañía. Aunque ellos no consiguieron el premio, Adolf Hitler, Benito Mussolini y Joseph Stalin también fueron nominados. La historia ha demostrado qué clase de “pacifistas” fueron y demostrará que Obama es de la misma calaña.

Esta información sobre estas nominaciones la desconocía y la he contrastado:

Joseph Stalin en 1945 y en 1948…por aquellas fechas ya había cometido innumerables matanzas entre su pueblo…se calcula que en global asesinó a 20 millones de personas… una nominación tiene un pase… los jueces suecos debían haber bebido mucho vodka… pero 2!!!!!!!

Adolf Hitler en 1939… Fue nominado en febrero, y en Septiembre el “nominado” inicio la segunda guerramundial…obviamente no terminó ganando…ni el premio ni la guerra….

Benito Mussolini en 1935

Espero que dentro de otros 50 años no tengamos que añadir a esta lista fatídica a el mesías Obama….

Esta semana hare un email sobre las mentiras que han salido en el último mes sobre la segunda guerra mundial… la conclusión que se puede sacar de esas mentiras que están saliendo a la luz es que de nuevo se demuestra que la historia no es como nos la han contado!!!!

La gente sabe de este truco y de este engaño. Sabe que Obama no ha cumplido sus promesas electorales de detener la guerra y promover la paz. Sabe que está siendo controlado por el poderoso y mega-rico complejo industrial militar, el cual perdería enormes beneficios si Obama persiguiese la paz.

Este será el tercer periodo de servicio para mi sobrino. Durante un año (si es que consigue sobrevivir tanto), viviremos con el corazón en la mano. Cada día, tendremos la esperanza de que las malas noticias no lleguen a nuestra puerta, traídas por un mensajero del ejercito bien vestido. Cada día, oiremos acerca de las nuevas víctimas de la guerra y nos preocuparemos por si él es uno de ellos. Viviremos en un limbo infernal y ahí esperaremos.

Y durante este tiempo, Obama intensificará las guerras, al mismo tiempo que portará la corona oficial del Nobel como el “nuevo príncipe de la paz”.

Besos y abrazos

 

1 comentario

Archivado bajo Nueva Conciencia, Política

Una respuesta a “El Premio “Orwell” de la Paz

  1. Pingback: Algo Grande está ocurriendo…sincronización cosmica… « virgiliotovar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s